Entradas

PALOMA FUENTES, GERENTE DE FELICIDAD DE MAHOU SAN MIGUEL EN MADRID “Estamos transformando la cultura del conjunto de la compañía”

La incorporación de Áreas de Gestión de la Felicidad al organigrama de las empresas es “una ola que ya está aquí y que es imparable”, afirma la Dra. Paloma Fuentes, Gerente de Felicidad de Mahou San Miguel en Madrid. Esta tendencia, aún incipiente en España, supone una nueva forma de entender la gestión del talento. El proyecto de Mahou San Miguel se basa en el desarrollo de personas, no solamente en el ámbito laboral, también a nivel personal, “porque uno y otro están estrechamente unidos”.

¿Cómo es la trayectoria de Médica del Trabajo a Gerente de Felicidad?

Tiene que ver con una larga trayectoria trabajando en Programas para incrementar el bienestar y la salud de las personas. Llevábamos muchos años trabajando el Bienestar, de hecho, fuimos una de las cinco primeras empresas de España Certificadas por AENOR como Empresa Saludable. Tras la publicación de la Ley 31/95 fui, además, la Coordinadora de la Especialidad de Psicosociología, en esta Área habíamos trabajado fundamentalmente en todo lo relativo al estrés, la temática asociada por excelencia a los riesgos psicosociales. Realizaba las evaluaciones legales con una metodología ampliamente difundida y validada, y a pesar que los resultados obtenidos eran muy positivos, y de todas las acciones que realizábamos en relación a la prevención y la gestión del estrés, era consciente de que algunas de las consultas médicas que tenía cada día podían estar provocadas por un desajuste emocional.

¿Se trataba entonces de encontrar una solución a una nueva problemática?

Realmente se trataba de dar respuestas distintas a situaciones habituales, siempre con el objetivo puesto en lograr incrementar el nivel de salud de las personas.

Eso nos llevó a entender el estrés como una herramienta biológica útil para afrontar en las mejores condiciones nuestro día a día. Lo que resumimos en una frase que nunca olvidaré: “nuestro objetivo no es luchar contra el estrés, sino lograr tener personas estresadas pero felices”. Vivimos en una sociedad que está perfectamente adaptada al estrés. Además, existen multitud de factores ajenos al trabajo, que nos afectan a diario y que favorecen esos pequeños desajustes. Entender el cambio de percepción de la situación y sus formas de afrontarlas fue el origen del Área de Bienestar Emocional

¿A partir de este momento ya empiezan a hablar de felicidad?

Creamos el Área de Bienestar Emocional, pero pensamos que no sólo la emoción era significativa. ¡La verdadera importancia está en la mente entera! Es ésta la que da consistencia al concepto de Felicidad Biológica. Merecía la pena trabajar en el desarrollo de las personas a partir de lo que la Ciencia sabe ya sobre el funcionamiento del cerebro. Es evidente que no se trata de que la Organización se plantee como tal lograr la Felicidad de sus empleados, porque la Felicidad de cada persona depende única y exclusivamente de ella misma y aunque desde la Organización podemos mostrar y acompañar, el recorrido es personal e intransferible.

El concepto Felicidad, aplicado al mundo empresarial, es todavía muy novedoso en España. ¿Cómo define la Felicidad Laboral? 

La Felicidad Laboral es el conjunto de acciones que seguimos para que las personas realicen cambios en su forma de afrontar los retos de cada día. Nosotros definimos la felicidad como un estado mental en el que tenemos más capacidad para tomar mejores decisiones, de estar mejor conectados con los demás, de reflexionar adecuadamente sobre nuestras aptitudes y de regular mejor nuestras emociones. Es importante incidir en que cuando nuestra mente trabaja en ese estado de energía, logramos desarrollar todos esos aspectos que configuran lo que entendemos por calidad de vida, tanto para nosotros, como para los demás.

¿La felicidad es una cuestión social?

Nuestro proyecto se llama HappyNet (Red de Felicidad). Con las acciones que la integran las personas tienen la oportunidad de conocer cómo pueden generar redes mentales que les acerquen a la energía biológica de la felicidad y, con ellas, expandirse creando redes sociales de felicidad.

¿Cómo se mide la felicidad en una organización?

El sentimiento de felicidad suele ser pasajero y cualquier intento de medición de ese sentimiento es poco fiable, está mediado por muchos factores interpuestos (nuestros recuerdos, nuestros valores, …). Pero cuando, como en nuestro caso, entiendes que la Felicidad es un estado de energía mental proactiva que parte de una mente con cuatro cualidades o características esenciales: Conciencia, Coherencia, Flexibilidad y Salud, lo que si podemos medir son las habilidades o competencias que nos conducen a lograr esa mente/cerebro tan especial.

Como resultado de muchos estudios científicos, hemos definido 20 habilidades que contribuyen a lograr esa Calidad Mental que es nuestro objetivo. Estas, sí se pueden medir de forma veraz, sólida y objetiva, a través de un Cuestionario que hemos desarrollado en colaboración con una Consultora valenciana (Jakobson&Azulay), la Universidad Autónoma de Madrid y la Politécnica de Valencia.  

¿Se realiza un test para determinar en qué nivel se encuentra cada persona?

Efectivamente. Hemos desarrollado un novedoso cuestionario al que llamamos “CHEF” (Cuestionario de Habilidades Específicas de Felicidad), que cuenta con esas validaciones que antes te comentaba. El CHEF se apoya en un algoritmo denominado ADN emocional, que evalúa comportamientos a través de la producción de neurotransmisores que se producen en las sinapsis neuronales. Con este algoritmo, medimos esas 20 habilidades. En nuestro Modelo, la Felicidad es el resultado de sumar el 40% de las Habilidades adscritas a la Conciencia y un 20% de cada una de las otras habilidades importantes (Salud, Flexibilidad, Coherencia).

¿Cuáles han sido los resultados hasta la fecha?

No tenemos resultados definitivos, el Proyecto se acaba de poner en marcha con el lanzamiento del CHEF. El objetivo es lograr una “foto” de cual es el nivel de desarrollo en nuestra Organización en cada una de esas habilidades. Esta nos servirá para conocer de donde partimos. Los resultados empezaremos a obtenerlos en los dos próximos años.

La creación del área de felicidad ha sido un proceso de larga trayectoria. ¿Es fácil convencer de la importancia de la Felicidad en la organización?

No fue fácil utilizar la palabra “felicidad” unida al concepto de “Trabajo”, porque se le suele asignar un significado incluso frívolo. Basar todo nuestro Proyecto en las conclusiones que la Ciencia nos enseña cada día transformó esa idea y permitió usar el término “Felicidad” como sinónimo de Neurociencia, Talento y Salud.

¿La creación de la figura del Gerente de Felicidad supone una ruptura con el Área de Personas que se conocía hasta ahora?

No, se trata de una evolución. Venimos de Salud, Bienestar y llegamos a Felicidad. No utilizaría la palabra ruptura, pero sí que creo que hay que ser valientes para ponerla en marcha. Es importante reconocer, agradecer y valorar el coraje y la valentía que ha demostrado la Alta Dirección de la Compañía al integrar la palabra “Felicidad” al Organigrama. Te aseguro que a día de hoy forma parte de la “vida” diaria de la Organización, aunque es cierto que sigue llamando la atención.

Aun siendo una evolución, supone un cambio muy importante en el Área de Personas

Creo que el proyecto sí que es rupturista entendiéndolo como innovador. Es rupturista porque empieza a transformar la cultura empresarial. Esta transformación cultural no puede quedarse en la categoría de anécdota.

Teniendo en cuenta las dinámicas empresariales, ¿El objetivo final de esta Área de Felicidad es mejorar la retención del talento, así como la productividad?

El objetivo final es colocar a las personas, su Bienestar, su Salud y su Felicidad en el centro de la Organización. Esa transformación tendrá repercusiones positivas seguras en la retención del talento, en la productividad, en la creatividad, y la eficacia, pero solo como efectos secundarios y a medio-largo plazo.

¿La formación del trabajador tiene influencia en las acciones o talleres que realizan desde el Área de Felicidad? ¿Hay una mayor predisposición en los empleados mejor formados?

Yo diría que depende más de la edad. A la gente joven se llega de una manera y a la mayor de otra, independientemente de su formación. Obviamente, no se llega con el mismo recorrido a los empleados de fábrica que a los de las sedes porque, evidentemente, se trata de grupos poblacionales distintos.

¿Cómo se acerca el proyecto de felicidad a las distintas generaciones de trabajadores?

El lenguaje y los motivos que alegas son fundamentales. A las generaciones jóvenes las convences por el proyecto. Estas, normalmente ya están muy sensibilizadas y tienen algunos conocimientos sobre la temática. En cuanto a los trabajadores de mayor edad, tienen una experiencia de vida que es una joya, y saben valorar mejor que es más importante para su calidad de vida. Lo importante es tener en cuenta de que todos somos seres humanos y que, en las necesidades básicas, somos todos muy parecidos.

¿Para las nuevas generaciones, con motivaciones distintas que las anteriores, la gestión de la Felicidad Laboral va convertirse en una nueva exigencia del trabajador?

Sin ninguna duda. Estamos transformando la cultura del conjunto de la compañía. No estamos trabajando sólo para un grupo determinado de empleados. Las nuevas generaciones serán los beneficiados a largo plazo, pero creo que los de mayor edad expandirán en su entorno esta transformación, y así también generará cambios sociales.

En un futuro, ¿la gestión de la felicidad será clave en el funcionamiento de las empresas? ¿Qué pasara con aquellas que descuiden esta área?

Yo creo que se irán incorporando paulatinamente todas las empresas. Es una ola gigante que ya ha llegado a España, y también a Europa, Latinoamérica y Estados Unidos, donde fueron pioneros. Es evidente que necesitamos hacer cambios positivos en nuestra vida y que empezamos a valorar nuestro bienestar por encima de otros conceptos, fundamentalmente económicos, como hasta ahora. Las compañías que no se quieran sumar a esta tendencia, que me cuesta mucho de imaginar, estarán en clara desventaja.

Usted es médica. ¿Es necesaria esta formación específica para ser Gerente de Felicidad o, por lo contrario, pueden encargarse de ello otros profesionales de la gestión de las personas, provenientes de psicología u otros estudios relacionados?  

Creo que es importante que distingamos de que hablamos cuando nos referimos a Felicidad Organizacional. Nuestro proyecto está relacionado con la Neurofelicidad. Todas nuestras acciones están relacionadas y basadas en el funcionamiento del cerebro y la mente. Creo que se llega a más gente cuando se percibe y se demuestra que hay ciencia detrás de las afirmaciones que realizamos. ¿Si lo puede hacer un psicólogo? Por supuesto. Lo puede hacer todo aquel que tenga claro los objetivos y la senda a seguir.

¿Los profesionales actuales están suficientemente formados en Gestión de la Felicidad? ¿Será una temática que cobrará más importancia en el futuro?

Sin duda habrá que desarrollarlo desde el punto de vista de la formación. Ahora mismo, el único Master de NeuroFelicidad que tiene lugar en España es el de la Universidad de Valencia, que es el que hice yo.

Aunque todavía es una realidad muy incipiente, ¿El Área de Felicidad va a crear una nueva posición en el mercado laboral?

Por supuesto, además será una posición laboral transversal. La gestión de la felicidad tiene que formar parte de las empresas desde los Servicios Médicos, hasta absolutamente todas las demás áreas.

¿En un futuro cercano, los departamentos de felicidad van a ser más norma que excepción?

¡Sin ninguna duda! A día de hoy, soy la única Gerente de Felicidad que hay en España, en una empresa de la importancia de Mahou San Miguel. En nada de tiempo, nuestro caso no será la excepción, sino la norma de muchísimas empresas.

La entrevista completa se podrá leer en el informe #2030: personas, talento & business en la empresa del futuro”.

Sí queréis saber más sobre nuestro informe #2030, podéis suscribiros al siguiente formulario para estar al día de nuestras actualizaciones:

RESPONSABLE TRIVIÈRE PARTNERS

DERECHOS Podrá obtener confirmación sobre si en la entidad estamos tratando datos personales que les conciernen, acceder, solicitar rectificación o supresión, además de reclamar ante la Agencia Española de Protección de Datos si considera que el tratamiento de datos no es acorde con la normativa de protección de datos. Cuando el tratamiento tenga su
base legal en el consentimiento, tendrá derecho a revocar dicho consentimiento en cualquier momento, sin que ello tenga carácter retroactivo.